En el post de esta semana hablaremos de las principales diferencias de las lechugas Iceberg y Romana que se encuentran plantadas en la mayoría de nuestras fincas, como en la Finca del Paretón, en la Finca Zuñiga y en la de Aledo. Como primer dato y que las une a las dos, es que son un tipo de lechuga muy baja en calorías.

Lechuga Iceberg

La variedad de lechuga Iceberg es una hortaliza formada por hojas de color verde claro y blanquecino, tiene forma de ovillo muy apretado, con una textura muy consistente y se puede escaldar para rellenar. El tallo tiene en su inicio forma de disco, del que surgen las hojas formando rosetas que posteriormente se acogollan. Las lechugas de este tipo tienen una forma muy parecida a la col.

Lechuga Romana

El tipo de lechuga Romana es una hortaliza de cogollo largo, formada por hojas lanceoladas, menos gruesas que la lechuga Iceberg pero robustas y crujientes. En España se les conoce con el nombre de ‘oreja de mulo’.  El tallo como la Iceberg, tiene forma de disco del que surgen las hojas alargadas que posteriormente se acogollan y con un robusto nervio central.

Principales diferencias entre la variedad Iceberg y Romana

Valor nutricional.

Como ya hemos mencionado anteriormente, lo principal de las lechugas, es que todas son bajas en calorías, pero aun así hay pequeños valores que varían unas de otras.

La lechuga Iceberg provee 10 calorías por una porción del tamaño de una taza, mientras que la Romana tiene 8 calorías por esa misma porción. En cuanto a los carbohidratos, la variedad Iceberg es ligeramente más alta que la Romana, aunque ninguno de los dos tipos sobrepasa los 2 gramos de carbohidratos. Ambas lechugas son libres de grasa y poseen menos de 1 gramo de proteínas por porción.

Vitaminas A y K

Una de las diferencias más llamativas entre ambas variedades es la cantidad de vitaminas que contiene la lechuga Romana frente a la Iceberg. En una porción de taza como ya hemos contado anteriormente, la Romana te aporta 4094 IU de vitamina A, frente a los 361 IU que te aporta la lechuga Iceberg. Algunos estudios destacan la importancia de la vitamina A en el día a día, ya que ayuda a prevenir ciertos tipos de cáncer

Respecto a la vitamina K, le lechuga Romana vuelve a ofrecer grandes cantidades en comparación con la Iceberg. En el tamaño de la taza mencionada, la Romana provee 48 MG, mientras que la Iceberg solo te provee 17 MG. Este tipo de vitamina te ayuda a la coagulación de la sangre y a regular la insulina.

Potasio y Sodio

En cuanto al valor nutricional del potasio, la lechuga Iceberg también se queda corta respecto a la Romana. En la ración de taza, la Romana te aporta 220 MG de potasio a tu organismo, mientras que la Iceberg lo hace en 114 MG. El potasio te ayuda a la formación de los huesos y músculos de nuestro cuerpo, como a la producción de hormonas.

Respecto al Sodio, aquí si la lechuga Iceberg aporta valor nivel nutricional que la Roamana. En la porción estudiada, la variedad Iceberg aporta 8 MG de sodio a nuestro organismo, mientras que la Romana provee 6 MG. El sodio junto al potasio nos regula las concentraciones de medios acuosos necesarios para el funcionamiento de nuestros músculos y nervios.

En conclusión, las variedades de lechuga Iceberg y Romana nos aportan diferentes valores nutricionales a nuestro organismo, pero necesarias ambas en el día a día de nuestra dieta.

Agrícola zuñiga usa cookies propias y de terceros, técnicas y analíticas. Siempre podrá rechazar las cookies o configurarlas a su medida.    Ver
Privacidad